Mis errores

 

Puede que sea un loco, que la razón no me asista. Pero tras una reflexion sosegada llego al convencimiento total. Si tuviera la oportunidad de esquivar los errores del pasado, no lo haría. Cometería cada equivocación de nuevo, especialmente los más gordos. Bueno, no quiero ser hipócrita, aquella que me causó una gastroentiritis sí intentaría no repetirla. Pero me refiero a los errores vitales, los que de verdad han marcado mi camino, los que me han llevado hasta donde estoy.

Y es que creo que nuestras vidas toman las direcciones señaladas por nuestros aciertos, pero sobretodo por nuestras malas decisiones. Aquellas que nos cerraron puertas, pero abrieron otras. Quizás con el tiempo y echando la vista atrás te das cuenta de que las puertas buenas nunca fueron las que se cerraron. Las oportunidades mas importantes con frecuencia aparecen en la adversidad, eso me ha enseñado la experiencia. Fallé muchas veces, me equivoqué con mucha gente y tropecé con innumerables situaciones que me hicieron caer. Pero aprendí de mis fallos, me ví arropado por personas a las que amo y me levanté para descubrir que no pasa nada por besar el suelo de vez en cuando.

Si mis errores son el precio que he tenido que pagar para hacer lo que hago, estar donde estoy y rodearme de la gente que me soporta (e incluso me quiere) hasta hoy…no lo dudo, volveré a pagar cuanto haga falta, seguiré arriesgándome a equivorcarme. Porque desde la seguridad sabes cual será tu meta, pero corres el riego de no perderte, y al final, perderse es vivir.

 

AW2DIE

Anuncios